Como hemos mencionado en nuestras publicaciones anteriores de preguntas frecuentes, la cantidad de CBD que debe ser consumido es una desición individual y se decide luego de usar aceite de CBD frecuentemente y evaluando los efectos personales, aunque el consenso general es que con porcentajes mayores de aceite de CBD, la dosis usualmente es menor ya que los efectos son más concentrados

Confrontado con la pregunta de cuánto aceite de CBD debo tomar para dormir, la respuesta depende de qué porcentaje de aceite de CBD estoy usando. Para concentraciones mas bajas (no más de 10%) entre cuatro y seis gotas unas horas previo a dormir son ideales, de ahí, entre mayor sea la concentración, menor es la dosis. Asi que por ejemplo, cualquier concentración entre 20% y 30% solamente requeriría de una gota de aceite por dosis, como nuestro aceite de CBD al 20% de Cibiday

¿El CBD realmente induce el sueño?

Aunque el aceite de CBD no induce el sueño como tal, hay funciones del sistema endocannabinoide que regula las funciones corporales, específicamente la liberación de anandamida que motiva el cuerpo a conciliar el sueño e interesantemente, los cannabinoides imitan las funciones de esta sustancia en el cerebro.

Muchas fuentes dicen que no hay suficiente evidencia que respalede el uso del cannabis para conciliar el sueño, pero hay mucha evidencia que sugiere que los cannabinoides ayudan a equilibrar otros aspectos que producen insomnia como la ansiedad y el estrés que puede influenciar la incapacidad de alcanzar el sueño profundo que necesitamos tan desesperadamente para las funciones normales del cuerpo, así como las funciones regenerativas del cerebro.

CBD y el cerebro, se trata del equilibrio

Algunos estudios muestran que el CBD activa 5-HT1A en el cerebro, lo cual ayuda a estimular los receptores de serotonina que controlan la depresión, ansiedad y humor en general. Esto ayuda mucho para el tratamiento del insomnio ya que algunos casos pueden ser producto del humor alterado que impide que la persona se relaje y duerma, aunque en muchos casos pueden ser tan severos como el estrés post-traumático que requiere de atención médica profesional para tener una dosis y régimen de uso adecuados. 

Sin embargo, te recomendamos buscar atención médica cuando se trate de malestares emocionales severos o padecimientos severos o cuando estés en otro tratamiento al mismo tiempo que usas el aceite de CBD u otro tipo de cannabinoides.