Mucha gente a menudo se pregunta cómo los cannabinoides y más específicamente el THC y CBD influencían el ciclo del sueño humano. Aunque ha habido éxito con el uso de los cannabinoides para ayudar a conciliar el sueño, los efectos positivos del cannabis y de la estimulación del sistema endocannabinoide en conexión a la liberación de melotonina (el químico del sueño) ayuda a inducir el sueño y tienen una correlación directa.

Se ha demostrado que el uso de la marihuana ayuda a reducir el ciclo de sueño REM, que tiene la infame consecuencia de reducir la frecuencia de los sueños, pero incrementa los ciclos de sueño profundo que subsecuentemente ayudan a rejuvenecer el cuerpo y relajar la mente, aunque todo en exceso es malo.

¿Qué te impide conciliar el sueño exactamente?

Puede haber muchas causas atribuídas al insomnio o problemas para conciliar el sueño, que van desde el estrés y la ansiedad o pueden ser tan serios como el estrés post-traumático. Aunque no hay componentes en el CBD que son somnolientos, el balance del sistema endocannabinoide que el aceite de CBD logra puede tener grandes beneficios para controlar el estrés y la ansiedad que causan insomnio leve y puede ayudar a relajar los síntomas del estrés post-traumatico entre los usuarios del CBD.

También es muy importante hacer énfasis en el detalle que aunque el aceite de CBD se ha encontrado tener efectos positivos con estos padecimientos, se recomienda buscar atención médica si los sínotmas empeoran o no son afectados en lo absoluto por el aceite de CBD o cualquier forma de tomar CBD.

Reloj biológico fuera de ritmo

Hay ciertos casos en los que los problemas para conciliar el sueño son direcatmente causados por una alteración del rito biológico, por ejemplo las personas que trabajan turnos nocturnos o tienen patrones de sueño irregulares y el CBD se ha demostrado efectivo en estos casos al fomentar un equilibrio natural a través del sistema endocannabinoide, aunque depende mucho de la persona complementando el uso del aceite de CBD junto con mejores patrones de sueño o más atención a la higiene del sueño.

Sonará extraño al principio, pero la higiene del sueño no tiene mucho que ver con la higiene real, pero se trata más de los hábitos y rituales que cada persona tiene antes de dormir. Es importante recordar que los humanos somos creaturas de hábito y entre más rituales de sueño son realizados efectivamente, será más exitoso lograr un sueño mejor y más profundo y más regenerativo.

También puedes usar nuestro aceite más concentrado con la menor dosis, el aceite de CBD de 20% de Cibiday.